La Cátedra de Gastronomía de Andalucía ha desarrollado una encuesta sobre los platos típicos de la gastronomía cordobesa en la que han participado 1509 encuestados, siendo aproximadamente la mitad entrevistados personalmente y el resto mediante redes sociales. Se han abordado casi todos los barrios de Córdoba, pero también se ha encuestado a cordobeses de la provincia, resto de Andalucía, España, e incluso del extranjero.

Los resultados obtenidos evidencia que los 10 platos elegidos para la encuesta son los que los cordobeses reconocen como característicos de su gastronomía, si bien el porcentaje de encuestados que se decanta por cada uno de ellos es muy variable, encabezando con un 96% el salmorejo, seguido por una 84% el flamenquín, 75% el pastelón, 73% el rabo de toro, 60% el perol, 46% los caracoles, 34% las berenjenas fritas, 29% las migas, 28% los cogollos al ajillo y 21% la japuta en adobo. Si bien un 13% indicaron la carne de caza (plato que se introdujo como control de calidad), pero que finalmente se demostró que estaba sesgada su elección por preferencias de consumo y no por ser considero como típico.

A la hora de definirse por el plato más típico de Córdoba, los resultados definen mucho mejor el ranking, ya que el 64% piensa que es el salmorejo, un 15% el flamenquín y un 13% el rabo de toro, quedando los demás platos con porcentajes por debajo del 5%.

Los datos de consumo del salmorejo indican que es un plato mayoritariamente consumido de forma semanal en verano y mensual en invierno, principalmente en los hogares (92%), siendo el porcentaje de no consumidores en torno al 7% (que disminuye con la edad).

El flamenquín es un plato de consumo mensual durante todo el año, principalmente en casa (72%), presentando sólo un 3% de personas que no lo consumen.

En cambio, el rabo de toro es un plato de consumo esporádico, o cuando se recibe visitas, que se toma principalmente fuera de casa (68%), presentando un 25% de la población que no lo consume nunca. Además, es un plato que presenta una fuerte influencia en su consumo por la edad y estrato social, más consumido por los mayores y clase social más alta. Por otra parte, aunque no en consumo, si en preferencias, tiene un sesgo por sexos, siendo más apetecido por hombres.

Han tomado buena nota la propia Cátedra de Gastronomía de Andalucía y las dos principales cofradías gastronómicas de la ciudad (salmorejo y rabo de toro) para planificar sus acciones de puesta en valor de estos productos estrella de la gastronomía cordobesa.

©2018 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?