El próximo lunes se entregarán en las Bodegas Osborne de El Puerto de Santa María los premios que concede anualmente la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo. Estos galardones tienen el objetivo de destacar y promocionar a los protagonistas del sector que mayor número de puestos de trabajo genera y que más crece en nuestro país años tras año, según las estadísticas. La Gastronomía y el Turismo, por lo tanto, deberían ser los ejes donde poner el acento para conseguir la tan ansiada recuperación económica de nuestro país y recibir una atención mayor por parte de todos. Nuestro granito de arena, nuestra pequeña aportación son estos galardones.

Son estas unas distinciones merecidas a trabajadores que, con su esfuerzo y pasión, hacen de la cultura gastronómica su modo de vida. Inquietos buscadores del sabor y el conocimiento de nuestras tradiciones para ofrecernos en cada plato, en cada copa o en cada palabra una experiencia completa, persistente y enriquecedora. Estarán de acuerdo conmigo que en muchas ocasiones nos sentamos en la mesa con la emoción por descubrir una nueva joya de nuestro universo gastronómico. Y visitamos los templos del vino con la esperanza de catar una rareza que nos “reenamore” el paladar. En esta ocasión los premiados son: el crítico gastronómico José Monforte, autor del blog Cosasdecome. La Familia Córdoba por su trayectoria empresarial frente al grupo El Faro y Josep Roca por su labor como embajador de los vinos de Jerez y Sumiller del Restaurante El Celler de Can Roca. Los tres por méritos propios son los merecedores de una distinción especial por parte de esta Asociación independiente de amantes de la buena mesa. Estoy seguro que muchos de ustedes coincidirán conmigo que es necesario motivar a los profesionales y reconocer su esfuerzo con iniciativas como esta.

También es cierto que estos premios deben tener una finalidad crítica y servir para poner foco sobre las “locuras” que suceden en algunas de las escuelas de formación que salpican nuestra geografía y que carecen de lo más básico para desarrollar su actividad. Es cosa de todos y especialmente de las instituciones que nuestros profesionales reciban una formación adecuada para ofrecer un servicio de calidad. El mercado del turismo es global y la competencia cada vez está más especializada y ofrece mejores servicios. Si queremos mejorar nuestra economía y dar oportunidades a nuestros jóvenes de incorporase a la vida laboral, sin duda es necesario tomar conciencia y pasar a la acción.

©2018 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?