Observaba los cambios alimentarios de las últimas décadas, comprobando que aumenta progresivamente el consumo de comidas rápidas, que es mayor la presencia de cadenas de restaurantes y que es más significativa la oferta de alimentos elaborados. Que a los niños les gustan más las pizzas industriales que las caseras, que hemos olvidado la temporada original de los productos naturales y que nadie se acuerda ya de cuando se recogen las manzanas. Mi teoría, reflejada en el libro de idéntico nombre, SmartFood,  publicado con Almuzara, nace como una respuesta crítica ante estos hechos, frente a los cuales es preciso tomar una actitud, a mi juicio la única posible: decir NO a los cambios que nos llevan a destruir las posibilidades de una vida saludable.

SmartFood presenta una reflexión y explica que es posible seleccionar adecuadamente todas las variantes para que el final sea conseguir un óptimo estado de salud, mostrando fórmulas que nos ayudarán a mejorar la vida. Para ello es clave seleccionar productos de proximidad, acercarse a los mercados con otros ojos, buscando alimentos de verdad: todo es susceptible de una revisión profunda a nuestro favor.

El siguiente escalón para alcanzar una forma inteligente de alimentarse es cocinar. Sí, ya sé que no es una revolución ¿O sí lo es? Se nos ha olvidado cómo elaborar los platos de siempre, cómo organizar bien una despensa o hacer una compra inteligente, cómo aprovechar y sustituir los productos preelaborados por cocina casera.

Convenimos, entonces, en que cuidarse es solamente una cuestión de actitud cuya clave es reaprender comer de forma inteligente, cultivar una forma de mirar con otros ojos tanto la cocina como la mesa. Comer bien y sano, disfrutar con ello y cuidarse sin perjudicar el entorno, conocer la pirámide alimentaria y el poder nutritivo de los alimentos. Y con el conocimiento de los ritmos, de las cantidades, de las combinaciones, desde SmartFood animo a que la cocina tradicional se valore en la medida que se merece, combinando la tecnología bien entendida con los principios de la sobria, variada, saludable y sabrosa dieta del Mediterráneo.

Ha llegado el momento de pararse a pensar qué estamos haciendo mal, detenerse para reflexionar es lo que propone SmartFood, una forma inteligente de comer mirando al futuro sin olvidar los beneficios de la cocina tradicional para cimentar una vida mejor.

CONTÁCTENOS

Escríbanos un email y le contestaremos lo antes posible. Gracias.

Enviando

©2018 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?