Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El locutor abre las puertas de su casa a Canal Cocina en un episodio en el que también participa la Abuela de Dragones.

https://www.elespanol.com/bluper/20240217/carlos-herrera-fogones-mostrara-delicias-culinarias-sevilla-voy-comer-mundo/833416763_0.html

El 18 de febrero, a las 20:00 horas, Canal Cocina estrena un nuevo episodio de Me voy a comer el mundo. Verónica Zumalacárregui viaja hasta Sevilla, donde se encontrará con Carlos Herrera, el emblemático locutor de COPE, y la influencer Guadalupe Fiñana, ganadora de MasterChef Abuelos. Un programa que estará posteriormente disponible bajo demanda en AMC Selekt.

Carlos Herrera recorre junto a la presentadora algunos de sus rincones culinarios favoritos, entre los que se encuentran el Mercado de Triana y una de las bodegas más antiguas de Sevilla, la de San Lorenzo. Tras hacer un repaso por los productos más típicos de la zona y confesar su aversión hacia el queso, el comunicador abre las puertas de su casa a ‘Me voy a comer el mundo’ y cocina unas papas con choco.

Sevilla son sus recetas típicas, tal y como se encarga de demostrar Guadalupe Fiñana. Conocida en Instagram como Abuela de Dragones, perfil que acumula más de 200.000 de seguidores en Instagram, ofrece las claves de una de las elaboraciones más populares de Andalucía. Me voy a comer el mundo también realiza una ruta por las mejores tapas de la ciudad de la mano del comunicador gastronómico Txema Marín y descubre los platos tradicionales de Carmona junto al crítico culinario Enrique Pérez.

.Garbanzos con bacalao y «la madre de todos los pistos»

En su visita por el Mercado de Triana, el periodista le muestra productos muy utilizados en la cocina andaluza como la tagarnina, el garbanzo de El Coronil o el queso de cabra Payoya. A continuación, acuden a la Bodega San Lorenzo, el lugar al que acude el comunicador a tomar el aperitivo tras acabar su programa radiofónico.

Allí, degustan unas Papas aliñadas y una tapa de pringá junto a una copa de manzanilla de Sanlúcar. Tras mostrarle a Zumalacárregui cómo es un catavinos y cuál es la forma correcta de utilizarlo, Herrera prepara en su casa unas papas con choco. Mientras la olla de barro hace su magia, el locutor saca sus copas del Betis para disfrutar de un vino oloroso típico de Jerez y desvela algunas de sus pasiones culinarias.

El siguiente invitado es Txema Marín, un comunicador gastronómico que guía a Verónica por las calles de Sevilla en busca de las mejores tapas. El dúo se adentra en locales míticos de la ciudad como Bodeguita Romero, Casa Moreno, Cañabota o Casa Morales para disfrutar de mojama de atún, albóndigas de choco o sardinas marinadas con compota de tomate sobre hojaldre y salmonetes fritos, entre otros platos.

Después de recorrer el barrio de Santa Cruz y probar la cola de toro junto a Rocío, Me voy a comer el mundo acude al encuentro de Guadalupe Fiñana, conocida como Abuela de Dragones por sus más de 200.000 seguidores en Instagram. La ganadora de MasterChef Abuelos reivindica la gastronomía típica andaluza preparando una sabrosa receta de garbanzos con bacalao.

Zumalacárregui termina su viaje en Carmona, una localidad que se encuentra a 34 kilómetros de Sevilla. El crítico gastronómico Enrique Pérez es el encargado de mostrar los principales rincones de la localidad, una de las más bonitas de la región. La visita finaliza con una degustación de alboronía, un plato típico de Carmona llamado «la madre de todos los pistos», acompañado por unos huevos fritos y velo de papada ibérica.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?