La Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, cada vez más activa a la hora de llevar a cabo su finalidad principal que, como reza en su página web, no es otra que  “poner en valor, dar brillo y esplendor a la Gastronomía ligada al Turismo de Andalucía”. Lo que incluye, de manera más concreta, “recopilar, mantener, conservar y dar a conocer nuestras tradiciones ordinarias”.

Para conseguir este fin, está realizando una interesante encuesta para definir cuáles son los platos más representativos de la cocina malagueña (https://tinyurl.com/platosmalaga) , una gastronomía que año a año va ganando en popularidad, no solo en Andalucía, sino en toda España o incluso… más allá.

Gazpachuelo/Sopa viña AB, se trata de una receta cuyo origen está en los pescadores malagueños, con una base de caldo de pescado y patata que se refuerza con mayonesa. A partir de ahí, podemos añadir porciones de pescado, marisco… o un poco de vino, si es el magnífico amontillado Viña AB de González Byass, tendremos una sopa Viña AB. Ajoblanco de almendras/ de habas, exquisita sopa fría elaborada con pan, almendras molidas, aunque en épocas de escasez, a veces se ha sustituido por harina de habas secas, ajo, agua, aceite de oliva, sal y un toque opcional de vinagre. Se suele acompañar de uvas o trocitos de melón. Porra antequerana, en permanente comparación con el salmorejo, y cuyo nombre proviene del mazo o porra, que era el utensilio con el que se machacaban los ingredientes. Se trata de una sabrosa crema de recia textura a base de tomate, pan, aceite de oliva, pimiento verde, ajo y sal. Todo un clásico. Espeto de sardinas, ¿qué se puede decir de este emblemático plato? Lo tiene todo… además de evocar conceptos como verano, playa, amistad… tiene sabor, presencia, técnica, tradición, y a nivel nutritivo aporta todas las bondades del pescado azul. Sopa Cachorreña, es otra receta muy tradicional, y muy popular en zonas como el valle del Guadalhorce o la Axarquía. Está elaborada con naranja agria, bacalao, patatas, aceite de oliva virgen extra, pimentón, ajo… una combinación de sabores llena de personalidad. Sopa Perota, otro plato típico del valle del Guadalhorce, y en donde los productos de la zona, como pan, tomate, cebolla, ajo, pimiento, hierbabuena, pimienta o azafrán se unen para ofrecer una receta que los trabajadores del campo preparaban para reponer fuerzas. Fritura de boquerones victoriano, otro emblema de Málaga, y una técnica que ha dado a esta provincia una merecida fama a la hora de freír el pescado, y si hablamos del boquerón victoriano, el nivel es sublime. Ensalada Malagueña de Bacalao y Naranja, una refrescante receta que puede sorprender a los foráneos, pero que es todo un acierto en cuanto a sabor y equilibrio. Caldo de Pintarroja, una sabrosa sopa marinera que es puro sabor gracias a la potencia de la pintarroja, un pequeño tiburón, que se combina con ajo, almendra, almejas, tomate, guindilla… el resultado es excepcional. Chivo lechal malagueño guisado, por supuesto de la raza autóctona de Málaga, muy apreciada por su sabor y textura. Bienmesabe Antequerano, un postre con varios siglos de historia, pero también con almendra, azúcar, huevos, almíbar, canela… Una maravilla llena de matices.

Plato de los montes, indispensable plato en las innumerables ventas de la zona de la Carretera de los Montes de Málaga, con una fórmula que no falla: lomo, chorizo, huevos, patatas y pimientos fritos.

©2019 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?