Nos hemos empeñado en la Cátedra de Gastronomía de Andalucía y la Academia de Gastronomía y Turismo de Andalucía en destacar los platos verdaderamente populares de la cocina sevillana, pues aun siendo muchos los existentes, queremos significar los diez de mayor agrado y conocimiento del público.

Para ello hacemos un llamamiento de colaboración a los sevillanos y también a los que eligieron vivir en nuestra provincia para que realicen la encuesta en la dirección: https://tinyurl.com/platossevilla , consumirá poco tiempo y es una información importante.

Y por aquí van los tiros que a más de uno les traerá buenos rcuerdos.

Espinacas con Garbanzos: Antiguas como ellas solas, espinacas fritas con un majao de ajo, comino, sal, pimentón y un pelín de vinagre y pan frito. El laurel no le viene mal. A todo esto se le añaden unos garbanzos previamente cocidos. No confundir con garbanzos con espinacas. Pescaíto frito: Impresionante, y en Sevilla se hace muy bien, con otras harinas y otros tiempos de fritura, boquerones, salmonetes, pijotas, mero, rape, los adobos, corvina y los calamares, chocos, puntillitas y demás. Soldaditos de pavía: Palitos de bacalao o merluza, sumergidos en una masa perfecta y reposada de harina, levadura y cerveza. Se piden mediante el famoso “Una de paaaavia”. Gazpacho: Sevilla, Andalucía, España y el mundo entero. No hay sopa fría que pueda competir con esta acertadísima crema de tomate, pimiento, ajo, aceite, vinagre y sal y algo de pan todo en frío. Agua al gusto de cada cual. A partir de aquí lo que se quiera. Huevos a la flamenca: Claro que sí, huevos fritos por encima de tomates, guisantes, cebolla, ajo, patata, chorizo y jamón hecho en pisto. Aceite, pimentón y vinagre en sus justas medidas. Bacalao con tomate: De siglos. Cebolla y tomate fritos con gracia y un lomo de Bacalao desalado al que se le enseña el calor. Caracoles: No hay huerto sin flores ni bar sin caracoles. Muy enredosos. Caracoles cocidos con las especias justas y necesarias. El caldo impresionante. Pincho moruno: De cerdo, pollo o cordero, marinados en la salsa de cada uno y pasado por una plancha o sartén con muy poco aceite. Huevas aliñas: Frescas. Tomate, pimiento, cebolla cortados en juliana y huevas de merluza cocidas. Vaya picadillo. Cola de toro: Nunca rabo de buey. Tradicional estofado del rabo de la vaca o ternera, donde resaltan las cebollas, los tomates, zanahorias, pimientos, ajo, laurel, romero y hierbabuena. Chorizo imprescindible. Sin el vino adecuado será otra cosa.

¡No olvidéis dar vuestra opinión y difundirlo en redes sociales!

©2019 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?