Ayer se celebró el Día Internacional de la Educación y desde esta Academia queremos rendir un justo homenaje a todas las personas que dedican su tiempo y esfuerzo a formar a los jóvenes en las diferentes escuelas de hostelería y turismo repartidas por toda nuestra geografía. También debemos destacar y valorar la tarea que los centros, tanto privados como públicos, realizan en este sentido adaptándose a las nuevas tendencias y desarrollando nuevos contenidos para sus alumnos. Gracias a todos ellos es posible asegurar que en Andalucía contamos con una nueva hornada de profesionales preparados para recibir con calidad a los turistas que nos visitan año tras año.

Aun con todo y con eso siempre tenemos capacidad de mejora y debemos ser autocríticos exigiendo a nuestras administraciones que cumplan con su cometido dotando de medios técnicos, humanos y económicos a los centros de formación que hoy se encuentran cerrados. Como muestra tenemos el caso del ‘Nuevo Madrugador’ en la Bahía de Cádiz; una pena que unas instalaciones perfectamente equipadas lleven años cerradas a la espera de un proyecto que consiga abrir sus puertas para formar a los jóvenes del futuro y que, por el momento, no parece que tenga perspectivas de cambiar su situación. Ojalá me equivoque y este nuevo año nos depare la apertura de este magnífico espacio para mejorar la educación de los profesionales del sector.

Como decía al inicio, los profesores son una pieza fundamental en el desarrollo formativo de los alumnos. Su capacidad de motivación y pasión enciende la mecha de jóvenes que buscan en la formación un camino para desarrollar sus capacidades y mejorar sus condiciones de vida en el futuro. Algunos maestros tienen además la capacidad de seducir y hacer atractiva hasta la asignatura menos grata del temario. Son muchos, muchísimos y desde luego no creo que estén suficientemente valorados. No pudiendo mencionarlos a todos, quiero destacar a un profesor de la Universidad de Cádiz en su campus de Jerez de la Frontera que ahora recientemente se ha jubilado después de muchos años al pie del cañón, muchas gracias a D. Antonio Arcas de los Reyes. Tu trayectoria profesional, tus alumnos, tus compañeros y los profesionales de la industria del Turismo queremos agradecerte tu dedicación y cariño además de tu simpatía y sonrisa permanente. Convencido de que tu ejemplo sirve como acicate para todos recibe este pequeño reconocimiento.

©2019 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?