En mi larga trayectoria de veterana periodista gastronómica, me ha tocado vivir muchos cambios, tendencias etc… Casi de todo. Desde aquellos colegas que recuperan el concepto de la taberna de toda la vida y deciden denominarla “gastrobar”, a la absurda denominación “cocina tecno emocional”. Realmente no sé si reír o llorar… Coincidirán conmigo que eso de tecno emocional es algo así como el pensamiento y navarro, con todos mis respetos, o sin ninguno… Observo que junto a tanta emoción, moderna y tecno emocional, perdonen la redundancia, existe un masoquismo puro y duro, a veces no confesado, pero muy activo. Por ejemplo, usted va a un gastrobar de moda. Está repleto. No encuentra mesa o similar. Y ahí se queda, esperando pacientemente a que le otorguen una incómoda esquinita y encima agradecido porque se la han encontrado. En invierno es patético porque ¿dónde colocamos el abrigo, parka o lo que sea? Si no está lleno, no entra, porque la componente masoquista del supuesto gourmet, no quiere saber nada de sitios que no están de moda. Y sufre él, sufren sus amigos, con los que quería quedar estupendamente… pero aguantan y aguantan porque tienen que estar ahí. Tal vez para contarlo luego, como el chiste de aquel que naufraga en una isla y se encuentra a Kim Bassinger, se relaciona íntimamente con ella, pero se queda hecho polvo -después el ídem- porque no puede contarlo a nadie. Y lo peor de todo es cuando a la incómoda esquinita llega la croqueta, insigne y bendita croqueta (de lo que sea porque la croqueta admite todo tipo de ingrediente). Es el momento álgido del gastromasoquista porque irremediablemente dice: “ Las de mi madre eran mejores” suponiendo que no está con su mujer. Porque si está con ella dirá: “Cariño, las de tu madre son mucho mejor”. Estas situaciones tan habituales me hacen pensar que existe un verdadero masoquismo gastronómico, una especie de síndrome de Estocolmo. Tengamos criterio y busquemos lo mejor y más confortable. Es una sugerencia. No seamos gastromasoquistas.

©2020 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?