Hasta hace unos años, la gastronomía era una materia colateral de ámbitos como el culinario, periodístico, ocio o simplemente una afición.

Incluso, las profesiones reales de los denominados “Gastrónomos” cubrían el universo de las posibles ocupaciones del hombre, desde las regladas, hasta las inventadas, con algunas tan notables como fisiólogo, patólogo, diseñador gráfico, economista, periodista, o simple hijo de papá con dinero y buen gusto.

Pero han surgido las titulaciones universitarias con apellido gastronómico. En España iniciadas por la Universidad de Mondragón (Basque Culinary Center) y seguida por varias universidades privadas y cada vez más públicas. Los nombres asignados son también de lo más variados, desde Artes Culinarias, pasando por Ciencias y Artes Gastronómicas y por supuesto con antepuestos y pospuestos de lo más florido y variado. Parecen distantes de antiguas titulaciones unívocas y sonoras “Medicina”, “Veterinaria”, “Arquitectura”, “Ingeniero Agrónomo”, etc. que dejan hueco a estos nuevos, y a veces un tanto confusos, estudios de grado y máster.

También los centros (Facultades) y ramas de conocimiento a los que se adscriben los nuevos títulos gastronómicos, son variados y tenemos desde Ciencias (Generales) a Ciencias Sociales y Jurídicas, con coqueteos a Ciencias de la Salud.

Y es que querer clasificar la gastronomía es como ¡querer poner puertas al campo! Aunque no es lo que creemos un grupo de profesores universitarios, que auspiciados por la Fundación Tritpolemos, nos hemos reunido recientemente en la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), para definir las directrices de lo que debería ser una titulación de grado, o máster, en “Gastronomía”.

Un trabajo nada fácil, pues no puede dejar fuera lo que ya existe, pero tiene que marcar unas directrices que aclaren los perfiles gastronómicos. Y sobre todo no deben quedar obsoletas antes de nacer, pues la gastronomía evoluciona sin parar hasta nuevos horizontes: Nutrición y Gastronomía / Gestión Gastronómica / Neuro-Gastronomía / Gastronomía computacional / etc.

Los más clásicos seguirán pensando que estas nuevas titulaciones son poco serias, pero la gastronomía, ya pasó de ser ocio, supero el ser un arte y ahora es toda una emergente “Ciencia” que se consagra en las mejores universidades (y en alguna no tan buena).

©2019 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?