Me refiero a esos otros restaurantes que tienen grandes chefs en nuestra tierra y en los que se disfruta comiendo tanto o más que en los estrellados o en sus casas mayores.

Estos últimos meses he tenido la oportunidad de visitar El Bar de Paco Morales y Tragatá, en los que los dos chefs biestrellados han estado estos últimos meses al frente diario de los fogones, y sencillamente me lo he pasado de miedo comiendo. Sólo el bocadillo de calamares de ambos merece la pena la visita. Y cosas como la hamburguesa de Paco o la oreja de cerdo frita de Benito demuestran que esos grandes cocineros saben hacer también lo sencillo de manera majestuosa.  En estos casos Paco Morales ha reabierto su Noor, pero Benito no tiene previsto hacerlo con Bardal hasta dentro de unos meses pues la dependencia en Ronda del turismo extranjero no permite hacer otra cosa.

Pero los ejemplos son muchos, como sucede con la Taberna Canela en Rama (me encantó su huevo con patata curada y patatas al ajillo, entre otras muchas cosas), el glorioso La Cosmopolita de Dani Carnero con su famosa ensaladilla (templada como me gusta) o su tortilla de changurro o el tuétano asado con tartar de gamba, y La Barra de Cañabota (desde sus papas aliñás a platos como el carabinero en crudo con escabeche de setas y salicornia o las espectaculares sardinas con hojaldre).

Hay quienes se sienten decepcionados porque esperaban quizás una cocina mucho más complicada y especial, pero no es ése el objetivo, cuando además los precios son ajustados al máximo. Sinceramente me parecen lugares en los que se reconoce la mano de estos grandes profesionales ofreciendo una comida con toques personales realmente divertida pero mucho más cercana. Me faltan muchos sitios, como La Taberna del Chef del Mar o Chocobar, que me propongo visitar en cuanto pueda.

Creo que hay que alabar estas iniciativas y apoyarlas, en unos tiempos que van a demandar mucho más la cercanía y la oferta asequible. 

©2020 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?