Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Doce bares y restaurantes de la capital y la provincia se suman al cuadro de honor de los galardones referencia de la hostelería en Córdoba.

La fiesta de la gastronomía cordobesa ha vuelto este lunes 18 con la octava edición de los Premios Gurmé Córdoba. Un total de doce establecimientos han sido reconocidos en las seis categorías establecidas (y votadas por el público en la web y por un jurado profesional). Decenas de representantes del sector hostelero de la provincia de Córdoba y diferentes autoridades han llenado el patio centrla del hotel Hospes Palacio del Bailío donde ha tenido lugar el acto.

Los Premios Gurmé Córdoba, que organiza el diario ABC de Córdoba, cuentan con el patrocinio de Cruzcampo como partner estratégico y también con el de la Diputación de Córdoba (a través del Iprodeco), Aceites Cotobajo, Consejo Regulador de la Denominación de Origen Montilla-Moriles; Covisa Ciudad Mercedes; Díaz Food Solutions; Merfrucor y Royal Bliss.

Isabel Aguilar, periodista de Gurmé, ha destacado en su presentación del acto la consolidación de unos premios que suman un centenar de reconocimientos en estos ocho años de vida para diferentes establecimientos de la capital y la provincia y ha agradecido su colaboración a todas las firmas que han patrocinado los premios. Aguilar ha subrayado el momento álgido de la cocina cordobesa tras la tercera estrella Michelín lograda por Paco Morales semanas atrás.

Por su parte, el director de ABC Córdoba, Francisco J. Poyato, ha significado el «valor como activo económico» de la restauración en Córdoba y la «aportación anónima y sacrificada de muchas personas que hacen posible el buen momento que vive la cocina cordobesa». Poyato ha incidido en el papel de «cicerones» que bares, tabernas o restaurantes tienen para potenciar la marca Córdoba: «Muchas veces, lo que más se recuerda de un viaje es la gratificante experiencia culinaria del turista».

Salvador Fuentes, presidente de la Diputación de Córdoba, ha reconocido en su intervención el papel que ABC y Gurmé están jugando para «visibilizar a tantas personas que hacen de nuestra hostelería algo grande». Fuentes ha dicho que «estaremos siempre con aquellas personas que quieran emprender, hacer algo grande por su tierra desde Adamuz a Zuheros, con la cocina tradicional o creativa y es algo que hay que apoyar». El responsable de la institución provincial ha subrayado el peso que la gastronomía tiene en el turismo de Córdoba, como la buena valoración que de ella existe y ha querido, incluso, desmitificar «ciertos tópicos, sobre el trato y el talante de la hostelería cordobesa». Ha dado las gracias a todos los asistentes por su trabajo denodado cada día desde sus establecimientos.

A partir de ahí ha llegado el turno de la entrega de los doce premios y las dos menciones especiales que Cruzcampo y Heineken han entregado a dos establecimientos fuera de concurso. Han sido los casos de La Primera del Naranjo, un restaurante con más de cien años de historia en la popular barriada del noreste cordobés (cuyo propietario Pablo Bueno recogió la distinción de manos de Ricardo Román de Máxima Bebidas); y también la Peña Flamenca la Soleá de Palma del Río, un templo singular de flamenco y buena mesa comandado por el genuino Federico Losada. Juan Gómez Verástegui, director territorial de Heineken España en Andalucía ha sido el encargado de entragarle este reconocimiento.

Luego, Isabel Aguilar ha establecido un diálogo con Federico Losada en lo que ha sido uno de los momentos más divertidos de la mañana. Losada ha recordado la fuerza de las actuaciones que su peña celebraba en los años 70 del siglo pasado y cómo «de una peña flamenca hemos acabado aquí, reconocidos y trabajando por una nueva cocina sin dejar la de toda la vida». Su hijo es el encargado ahora de introducir nuevas recetas creativas sin que se pierda el tronco maestro de sus potajes gitanos, su coliflor guisada o su rabo de toro en un marco incomparable con auténtico sabor.

A partir de ahí se ha desarrollado el punto álgido de la ceremonia con la entrega de cada uno de los premios. En la categoría de Mejor Bar/Taberna de Cocina Tradicional, el ganador por la modalidad de votación popular ha sido Taberna El Coto. Su dueño, Ramón Arranz, ha sido el encargado de recogerlo de manos de Cristina Malfeito, responsable de RRHH de ACeites Cotobajo. Y en la modalidad del jurado profesional, la ganadora ha sido una taberna histórica como Casa Luis en San Lorenzo. Encarnación Pérez, su dueña, ha recogido el premio de manos de Salvador Fuentes y ha tenido palabras de recuerdo para su marido y toda su clientela.

Luego ha llegado el momento del Mejor Restaurante de Cocina Tradicional. Misa de 12 y su propietario Rafael Fuillerat ha sido el elegido por el público en la web de los Premios Gurmé, recibiendo el galardón de manos de Juanma Fernández, jefe de Ventas de Covisa Ciudad Mercedes. Un establecimiento con pocos años de vida pero mucho éxito. Y en el caso de jurado, el ganador ha sido Restaurante Montevideo Steak House, un asador con neta huella uruguaya comandado por Daniel Martínez y Juan Antonio Jiménez. El primero, tras recibir la placa distintiva ha recordado la historia de su familia emigrante a Montevideo donde se forjó el gusto por el asado que Daniel trasladó a Córdoba en su tercera generación y ahora siguen su hijo y sobrino. Entregó el premio el Consejo Regulador Montilla-Moriles.

En la categoría de Mejor Bar/Taberna de Cocina Creativa los ganadores han sido La Alquería (votación popular) y La vidabella (jurado). Patricio Cruz ha sido el encargado de recoger el primer galardón de manos de José Antonio Cantarero (gestor de distribución de Córdoba capital de Coca Cola) y Vicente Sánchez, crítico de Gurmé Córdoba, el responsable de hacerlo con Paco Jiménez, copropietario y chef de Vidabella.

La categoría de Mejor Retaurante de Cocina Creativa ha estado ocupada por El Bosque (votación popular) y La Sastrería (jurado). José Antonio García de Merfrucor entregó la distinción a José Pedregosa, jefe de cocina de El Bosque; mientras que Adolfo Molina, delegado del Gobierno andaluz en Córdoba hizo lo propio con María Luisa Almansa, dueña de La Sastrería.

El tramo final de los Premios Gurmé estuvo copado por las distinciones de la provincia de Córdoba. Así, en cuanto al Mejor Bar/Taberna por el voto del público, el ganador fue Casa Lucas (Cardeña), todo un clásico del lechón frito en la pequeña población serrana. Paco Ruz, Área Manager de Heineken España Córdoba entregó la placa distintiva a Lucas Vacas, el dueño. Por su parte, Julio Díaz, CEO de Díaz Food Solutions, hizo lo propio con Antonio Boneet, el dueño del Mesón la Casilla de Santaella, el ganador del jurado.

Los dos últimos premios fueron para el Mejor Restaurante de la Provincia: Casa Leo de Montalbán para el público y Vaquena (en Cabra) para el jurado. La entrega del primero corrió a cargo del alcalde de Córdoba, José María Bellido, a manos de Leoncio Moslero, su dueño; y el director de ABC Córdoba entregó el suyo a Vaquena y su jefe de Cocina Manuel Aranda. Bellido cerró el acto con unas palabras de agradecimiento al sector y recordó la apuesta por preservar y defender las tabernas históricas de Córdoba a través de la ordenanza que ha puesto en marcha el Ayuntamiento así como el esfuerzo que se viene haciendo en la difusión de las excelencias gastronómicas de la ciudad.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?