Cada día que pasa, la clase política de nuestro país sale peor parada en la foto. No es cuestión de colores, porque a la larga parece que todos destiñen de la misma manera y terminan teniendo el mismo color: un color corrupto, un color golfo y sinvergüenza donde los haya. No es que mi intención sea utilizar esta tribuna para echar más leña al fuego, pero entenderán que al final todo se contamina y que en nuestro sector Turístico no podemos perder oportunidades, ni dar puntada sin hilo y estos representantes de todos nos están poniendo las cosas muy complicadas.

Comienza a ser algo natural que al hablar de corrupción y de financiación ilegal de partidos esté en la misma frase que FITUR; Ya escribí sobre ello en “Sin papeles en Fitur”, https://academiaandaluzadegastronomia.com/sin-papeles-fitur/, en donde explicaba cómo lamentablemente el mayor encuentro del sector tuvo que ver como su nombre se arrastraba por el barro y cualquiera que hubiera pasado por allí podía ser culpable. Por otro lado, también comienza a ser frecuente ver cómo los responsables de las Consejerías de Turismo de una u otra comunidad terminan también involucrados en complejos procesos judiciales que en ocasiones terminan dando con los huesos “en el talego”. Por último, también todos recordaremos cómo nuestra costa se vio infectada de construcciones que, según dicen los jueces, carecen de licencias (ya no sabemos si son municipales, regionales, autonómicas, nacionales, europeas o interestelares), pero de nuevo suponen un freno para los inversores y un palo en la rueda para hacer un desarrollo sostenible de nuestra actividad y justo con los ciudadanos de nuestro país.

Espero y deseo que esta situación cambie en el corto plazo porque después de los esfuerzos realizados por empresarios privados, que nada tienen que ver con la corrupción, por los profesionales del sector, por lo técnicos de las administraciones y por los jóvenes que actualmente se están formando, si seguimos con la deriva que llevamos en los telediarios nos vamos a cargar la gallina de los huevos de oro y entonces ya no tendrá solución. Es por ello que desde aquí animo a nuestros regidores a que saquen del debate político el Turismo, que velen por su independencia y profesionalidad como única manera de seguir construyendo un destino atractivo para el turista y seguro para el inversor con un marco legal claro y unas directrices que permitan tomar decisiones de manera ágil. Tomar estas y otras medidas con carácter urgente pueden ayudarnos a garantizar un desarrollo próspero y con garantías de supervivencia en el tiempo.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTÁCTENOS

Escríbanos un email y le contestaremos lo antes posible. Gracias.

Enviando

©2018 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?