La Cátedra de Gastronomía de Andalucía, la Academia de Gastronomía de Córdoba y la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo, han colaborado en una encuesta en la que se ha preguntado sobre los restaurantes a los cordobeses. Se ha indagado sobre el mejor restaurante y por el restaurante favorito, que los resultados han demostrado que no es lo mismo, ya que por ejemplo entre los 10 restaurantes mencionados como los mejores, 4 desaparecen en la lista de los 10 favoritos y dos de ellos (uno incluso con estrella Michelín) de los 25 favoritos.

Estos resultados no deben sorprendernos, pues ya conocemos precedentes en otros artes, como es el cine, en el que no siempre las películas más elogiadas por la crítica, o más premiadas, son las más taquilleras. Después de publicar los resultados, algunos criticaban el sentir popular, pues el establecimiento favorito en Córdoba ha sido “Moriles”. Además, había sido reconocido en cuarta posición entre los mejores establecimientos de la ciudad. Buena carta, buen ambiente, buen servicio y precio razonable, parecen alicientes para contentar a cualquiera.

Pero la encuesta indagaba preguntaba por la frecuencia con la que se visitan ambos tipos de establecimientos (mejores y favoritos). El indicado por cada uno como mejor restaurante declaraban no haberlo visitado nunca el 25%, en ocasiones especiales un 50%, no llegando al 20% los que lo visitan alguna vez al año. Pero en cambio, el que indicaban como favorito, casi el 40% declaraban frecuentarlo mensualmente y más de un 10% semanalmente.

Es posible que haya llegado la hora de hacer un reconocimiento de esos establecimientos de restauración populares (tabernas, bares, restaurantes, etc.) que son asiduamente frecuentados por los ciudadanos y turistas, amén de otros reconocimientos que puedan existir para los “mejores”. Porque más del 50% de la población declaró en la encuesta que no le influían los premios o reconocimientos que tuviera el establecimiento a la hora de elegirlo, siendo menos de un 25% los declaraban que los premios motivaban su elección en alguna ocasión.

Al menos en Córdoba, lo que realmente motiva para visitar un nuevo establecimiento es la recomendación de un conocido (70% de los encuestados), mientras que solo un 3% se orienta por puntuaciones web o móviles y un 4% por las redes sociales. Obviamente, estos datos son matizables con la edad, pero incluso en los menores de 20 años la elección electrónica no llega al 10%.

No les dejaré con la incertidumbre del elegido mejor restaurante de Córdoba, casi duplicando en votos al segundo, que como no podía ser de otra forma, ha sido: “El caballo rojo”.

©2019 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?