Con las fechas estivales “rebrotan” en nuestras costas unos oasis gastronómicos muy particulares en las arenas de nuestras playas que acogen a todo aquel que se resiste a las inclemencias del sol, al picor de la arena y a la sed de la sal, los chiringuitos!

Osasis salvadores de los que huyen del olor a aceites de coco y toallas abrasadas por el sol y que acogen a los usuarios con sus cervezas heladas, algún que otro vino tinto maltratado por la gaseosa (según como lo sirvan) y alguna que otra copa de manzanilla o finos de jerez.

Los que somos de poco sol y de buen comer y beber, adoramos esos oasis gastronómicos playeros y lo valoramos casi tanto como sus salvadores hermanos del desierto que se hacen realidad entre espejismos, justo cuando el viajero está a punto de perecer.

De Ayamonte al levante almeriense costeño, todas las playas andaluzas ofrecen esta particular forma de comer en la playa, donde los frutos del mar adquieren formas, colores y sabores que son, para muchos entre los que me incluyo, las mejores experiencias del verano.

De las gambas blancas de Huelva a las rojas de Garrucha, pasando por las coquinas, chocos, pijotas y acedías, langostinos de Sanlúcar, mis espetos de sardina costasoleños y el atún de Barbate y Zahara, en sus múltiples formas de ser preparados y presentados, hay todo un recorrido de sensaciones, que bien escogidas, darían para un mes de éxtasis a cualquier avezado comensal.

Andalucía tiene en su oferta de chiringuitos un acervo gastronómico poco explorado que habría que estudiar, ensalzar y cultivar y, sobretodo cultivar, porque también hay “horribilis” casos individuales de locales en este gremio que deberían ser suprimidos de nuestras playas.

Como en casi toda nuestra oferta uno de los “talones de Aquiles” es el Servicio en estos locales, gran asignatura pendiente de nuestra restauración, que en el caso de los chiringuitos adopta dimensiones sobrecogedoras.

Aunque para un viajante del desierto, al llegar a un oasis, lo que le importa es que el agua esté fresca y no como se la sirvan….

©2019 Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?